Tratamiento o la prevención de cicatrices, queloides, cicatrices hipertróficas y heridas




Todos sabemos que tras un procedimiento quirúrgico, sea o no estético, quedarán cicatrices en las áreas intervenidas. No podemos olvidar que la cicatrización es buena; es decir, para nosotros es necesaria ya que es el proceso de curación y recuperación de la piel.

                   A la vanguardia de la piel, ¡adiós a las cicatrices!

Sin embargo, una vez que la piel se regeneró, el problema está en como reducir las marcas poco agradables que quedan detrás. Biodermis tiene la respuesta a este dilema.

Los productos Biodermis son láminas de gel de silicón grado médico con un lado no adhesivo, para no dañar la ropa. Las láminas se colocan directamente sobre la piel, en la zona a tratar y posterior al proceso de cicatrizado.

Gracias a su tecnología, funciona atacando la apariencia y textura de las cicatrices hipertróficas y queloides, restaurando las células de la piel con una tecnología innovadora.

Los productos Biodermis son prácticos y sencillos de usar:

Epiderm: las láminas tienen una porosidad óptima que permite tener las condiciones adecuadas de oxígeno y humedad para que el tratamiento funcione, reacomodando las células de la piel, para así reducir el color y la sensación de las cicatrices hasta en un 80%.

Las láminas tienen modelos adecuados para diferentes zonas del cuerpo, con diferentes presentaciones de forma y tamaño, además, estas pueden cortarse de ser necesario, sin afectar su funcionalidad.

Epifoam: láminas de poliuretano con una superficie de gel de silicón médico. Estas láminas no sólo ofrecen los beneficios de las láminas, sino que brindan una superficie adecuada para la compresión médica, para así evitar la fibrosis cutánea durante el proceso de recuperación post operatoria

Prosil: una práctica innovación de Biodermis. Prosil es un lápiz aplicador con una barra de gel de silicón médico que permite tratar áreas pequeñas, expuestas o que no pueden ser cubiertas por las láminas (como el rostro). Sencillo de usar y sin derrames, este producto se ha convertido en uno de los favoritos de los clientes a nivel mundial, ganado el premio My Face and My Body Award en Londres como mejor dispositivo casero.

Biodermis es garantía en el tratamiento de cicatrices hipertróficas y queloides, por lo que es un producto indispensable para todo procedimiento estético. Muchos pacientes y médicos ya han comprobado la eficacia de los tratamientos Biodermis, con alto grado de satisfacción. Todos los productos tienen sello de aprobación de la FDA y la CE, como dispositivos seguros.