Bloqueador Solar / Sun Blocks




Son sustancias, que suelen ser cremas (“crema solar”), y tienen como función ayudar a la piel a protegerse de la exposición del sol para prevenir sus efectos perjudiciales. Es importante destacar qué solo son una ayuda para protegernos del cáncer de piel. La mejor prevención es disminuir la exposición al sol.

Los filtros solares ¿que FPS pueden tener? En Europa, y por lo tanto en España, para unificar la medición del FPS se ha creado un sistema que se llama COLIPA. Se trata de una agencia distinta e independiente de la del fabricante del producto que se encarga de medir todos los fotoprotectores. Hoy en día el máximo es 50+.

Con este sistema los filtros se clasifican en:

  • Protección baja: 2,+4+,  6 +
  • Protección media: 8+, 10+, 12+
  • Protección alta: 15+, 20+, 25+
  • Protección muy alta: 30+, 40+, 50+
  • Protección ultra protección solar: 50+
Al comprar un filtro solar se debe leer la información del mismo. Debe especificar el FPS que tiene y si éste ha sido asignado con el método COLIPA, lo que nos dará mayor garantía del producto.

¿Qué fotoprotector debo elegir? Al comprar un fotoprotector es muy importante leer la composición del mismo, qué filtros tiene (es mejor que sea mixto para garantizar mayor protección) y qué FPS tiene, este debe estar bien visible en el envase.

También hay que tener en cuenta la textura del producto (aceite, gel, emulsión, crema, etc.)). Cuanta más textura tenga mayor penetración, permanencia y menor necesidad de reaplicaciones tendrá.

Para una fotoprotección adecuada hay que usar los que tienen un FPS 15 o mayor. No obstante, la protección ideal dependerá del tiempo de exposición, el tipo de piel y factores ambientales como altitud (a mayor altitud mayor radiación solar), el contacto con agua y la presencia de superficies reflectantes, como agua, arena o nieve.

 ¿Cómo se aplica el fotoprotector?

  • Se debe poner 20-30 minutos antes de la exposición solar.
  • Aplicar una cantidad importante del producto, “ser generosos”.
  • Se debe poner en todas las zonas de piel que van a quedar expuestas (incluidos pies, orejas, cuello y labios)
  • Se debe aplicar de nuevo el producto en función de su textura y su grado de FPS. Aunque se debe tener en cuenta también la hora del día, la intensidad del sol, el tipo de piel y el contacto con el agua. Se aconseja hacerlo cada 2 horas.
  • No se deben usar en menores de 6 meses. Hasta esa edad no se deben exponer al sol y se deben usar medidas físicas: ropa, sombrilla, capazo… Aunque, si la exposición solar prolongada es inevitable se podrían usar.

¿Qué significa waterproof y waterressitant? Son dos términos que se usan cuando los fotoprotectores son adecuados para su uso en contacto con el agua. Esto es importante sobre todo si vamos a usar un fotoprotector para ir a la playa, piscina o en contacto con agua.

Water-resistant (“resistente al agua”): si el fotoprotector sigue manteniendo su efecto después de 40 minutos dentro del agua (muy importante para nadadores)

Waterproof (“a prueba de agua”): Si el fotoprotector actúa durante más de 80 minutos tras entrar en contacto con el agua.

 RECUERDA: La radiación solar es más cancerígena que el tabaco.

La actividad más importante para prevenir el cáncer de piel es evitar la exposición solar directa excesiva:

  • Evitar la exposición prolongada en las horas del día en las que la cantidad de radiación es mayor
  • Buscar la sombra siempre que se pueda
  • Usar ropa y complementos que cubran la piel (mangas largas, sombreros con algo de ala, gafas de sol...)

Los filtros solares son un buen instrumento de protección, pero por sí solos no garantizan la prevención del cáncer de piel, si su uso no va ligado a una menor exposición solar