Quimioterapia




¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas. Actúa evitando que las células cancerosas crezcan y se dividan en más células. Debido a que las células cancerosas en general crecen y se dividen más rápido que las células sanas, la quimioterapia las destruye más rápido que a la mayoría de las células sanas.

Como los fármacos de la quimioterapia son fuertes, estos causan daño a muchas células en crecimiento, incluidas algunas células sanas. Este daño causa los efectos secundarios de la quimioterapia.

Diferentes tipos de quimioterapia

La quimioterapia con estos fármacos fuertes se denomina quimioterapia estándar, tradicional o citotóxica.

Muchos otros tipos de fármacos también tratan el cáncer. Muchos de los fármacos más recientes se conocen como fármacos dirigidos, debido a que dañan las células cancerosas bloqueando los genes o las proteínas que se encuentran en las células cancerosas. Debido a que estos tratamientos actúan específicamente en las células cancerosas, causan diferentes efectos secundarios y por lo general dañan menos a las células sanas. Otros tipos de terapias contra el cáncer incluyen hormonas y fármacos que trabajan junto con su sistema inmunitario para combatir el cáncer. Obtenga más información sobre la terapia dirigida y la inmunoterapia.

¿Cómo trata la quimioterapia al cáncer?

Los médicos usan quimioterapia de diferentes formas en diferentes momentos. Estos medicamentos incluyen los siguientes:

  • Antes de la cirugía o la radioterapia para reducir tumores; los médicos llaman a esto terapia neoadyuvante.

  • Después de la cirugía o la radioterapia para matar cualquier célula cancerosa que persista; los médicos llaman a esto quimioterapia adyuvante.

  • Como único tratamiento, por ejemplo, para tratar cánceres de la sangre o el sistema linfático. Estos incluyen leucemia y linfomas.

  • Para el cáncer que vuelve a aparecer después del tratamiento, denominado cáncer recurrente.

  • Para el cáncer que se disemina a otras partes del cuerpo, denominado cáncer metastásico.

Los objetivos de la quimioterapia

Los objetivos de la quimioterapia dependen del tipo de cáncer y de cuánto se haya diseminado. A veces, el objetivo principal es destruir todo el cáncer y evitar que vuelva a aparecer. Si esto no es posible, la quimioterapia puede retrasar o ralentizar el crecimiento del cáncer.

Cuando la quimioterapia retrasa o ralentiza el crecimiento del cáncer, también existen menos síntomas causados por el cáncer. La quimioterapia administrada con el objetivo de retrasar el crecimiento del cáncer a veces se denomina quimioterapia paliativa. 

Su plan de quimioterapia

Hay muchos fármacos contra el cáncer disponibles. Un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer con medicamentos, llamado oncólogo, le recetará la quimioterapia. Es posible que reciba una combinación de fármacos, debido a que esto a veces funciona mejor que un solo fármaco.

Los fármacos, las dosis y el cronograma de tratamiento de la quimioterapia dependen de muchos factores. Estos factores incluyen los siguientes:

  • El tipo de cáncer

  • El tamaño del tumor, su ubicación y si se ha diseminado; los médicos denominan esto el estadio del cáncer

  • Su edad y estado de salud general

  • Qué tan bien puede afrontar ciertos efectos secundarios

  • Alguna otra afección médica (en inglés) que tenga

  • Tratamientos previos contra el cáncer

¿Dónde se administra la quimioterapia?

Usted puede recibir la quimioterapia en una clínica, un consultorio o un hospital. Es posible que pueda llevarse los fármacos a su hogar con algunos tipos de tratamiento.

¿Cuánto dura la quimioterapia?

Usted puede recibir quimioterapia durante un tiempo específico, como seis meses o un año, o siempre y cuando funcione.

Los efectos secundarios de muchos fármacos de la quimioterapia tradicional son muy fuertes para administrar el tratamiento todos los días. Los médicos generalmente administran estos fármacos con pausas, de manera que tenga tiempo para descansar y recuperarse antes del próximo tratamiento. Esto permite que sanen sus células sanas.

Por ejemplo, usted puede recibir una dosis de quimioterapia el primer día y luego tener tres semanas de recuperación antes de repetir el tratamiento. Cada periodo de tres semanas se denomina un ciclo de tratamiento. Varios ciclos conforman un curso de quimioterapia. Un curso por lo general dura tres meses o más.

Los médicos tratan algunos cánceres con menos tiempo de recuperación entre cada ciclo. Esto se denomina cronograma de dosis densa. Puede hacer que la quimioterapia sea más eficaz contra algunos cánceres aunque también aumenta el riesgo de los efectos secundarios. Hable con su médico acerca del mejor cronograma para usted. 

¿Cómo se administra la quimioterapia?

Quimioterapia intravenosa (i.v.). Muchos fármacos de la quimioterapia tradicional se inyectan directamente en una vena. Los médicos la llaman quimioterapia intravenosa o i.v. El tratamiento tarda de algunos minutos a algunas horas.

Algunos fármacos i.v. funcionan mejor si se los administra durante algunos días o semanas. Usted los recibe a través de una pequeña bomba que se le coloca o usted la transporta. Esto se denomina terapia de infusión continua.

Quimioterapia oral. Usted puede tomar algunos fármacos de la quimioterapia tradicional por boca. Puede ser un comprimido, una cápsula o líquido. Simplemente busca el medicamento en la farmacia y lo toma en su hogar. El tratamiento oral contra el cáncer ahora es más frecuente, ya que muchos de los fármacos nuevos conocidos como terapias dirigidas funcionan de esta manera. Algunos de estos fármacos se administran diariamente y otros con menos frecuencia. Por ejemplo, un fármaco puede administrarse todos los días durante cuatro semanas, seguido de un descanso de dos semanas.

Quimioterapia inyectada. Usted recibe la quimioterapia como una inyección, generalmente en un músculo, la parte adiposa de un brazo o una pierna, o en la panza.

Quimioterapia en una arteria. Una arteria es un vaso sanguíneo que transporta sangre desde el corazón hacia otra parte del cuerpo. Algunas veces, los fármacos de la quimioterapia se inyectan en una arteria que va directamente al cáncer. Los médicos la llaman quimioterapia intraarterial (IA).

Quimioterapia en el peritoneo o abdomen. Para algunos cánceres, es posible que el medicamento se coloque directamente en el abdomen. Abdomen es el término médico para la panza. Este tipo de tratamiento funciona para los cánceres que involucran el peritoneo. El peritoneo cubre la superficie del interior del abdomen y rodea los intestinos, el hígado y el estómago. El cáncer de ovario es un tipo de cáncer que a menudo se disemina al peritoneo.

Quimioterapia tópica. Algunos fármacos de quimioterapia pueden aplicarse sobre la piel como una crema. Usted obtiene el medicamento en la farmacia y se lo aplica en su hogar.

Efectos secundarios de la quimioterapia

apia trata muchos tipos de cáncer de forma eficaz, pero al igual que otros tratamientos, por lo general causa efectos secundarios. Estos son diferentes para cada persona. Dependen del tipo de cáncer, la ubicación, los fármacos y la dosis, y su estado de salud general.

¿Por qué la quimioterapia causa efectos secundarios?

La quimioterapia actúa sobre las células activas. Las células activas son células que están en crecimiento y se dividen en más células del mismo tipo. Las células cancerígenas son activas, pero también lo son algunas células sanas. Esto incluye células de la sangre, la boca, el sistema digestivo y los folículos pilosos. Los efectos secundarios se producen cuando la quimioterapia daña estas células sanas.

¿Se pueden tratar los efectos secundarios?

Sí. Su equipo de atención médica puede ayudarlo a prevenir o tratar muchos efectos secundarios. En la actualidad, existen muchos más medicamentos para tratar los efectos secundarios que en el pasado. Prevenir y tratar los efectos secundarios actualmente es una parte importante del tratamiento del cáncer. Es parte de un tipo de atención que se denomina cuidados paliativos.

Además, los médicos y los científicos trabajan constantemente para desarrollar fármacos, combinaciones de fármacos y formas de administrar los tratamientos con menos cantidad de efectos secundarios. Muchos tipos de quimioterapias son más fáciles de tolerar que hace unos años atrás.

Efectos secundarios frecuentes

Diferentes fármacos causan diferentes efectos secundarios. Ciertos tipos de quimioterapia a menudo tienen efectos secundarios específicos. Sin embargo, la experiencia de cada persona es diferente.

Informe a su médico todos los efectos secundarios que perciba. En la mayoría de los tipos de quimioterapia, los efectos secundarios no reflejan qué tan bien está funcionando el tratamiento, pero sí es posible para algunos tipos de fármacos llamados terapias dirigidas. Obtenga más información sobre la terapia dirigida.

A continuación, aparece una lista de los efectos secundarios frecuentes de la quimioterapia tradicional.

Fatiga. La fatiga es sentirse cansado o exhausto casi todo el tiempo. Es el efecto secundario más frecuente de la quimioterapia. Obtenga más información sobre cómo manejar la fatiga.

Dolor. La quimioterapia a veces causa dolor. Esto puede incluir:

  • Dolores de cabeza

  • Dolor muscular

  • Dolor estomacal

  • Dolor por el daño nervioso, como ardor, entumecimiento o dolores punzantes, generalmente en los dedos de las manos y los pies

El dolor por lo general disminuye con el tiempo. Sin embargo, algunas personas tienen daño nervioso permanente. Esto puede causar síntomas durante meses o años después del tratamiento.

Los médicos pueden tratar el dolor de las siguientes formas:

  • Tratando la fuente del dolor

  • Suministrando analgésicos

  • Bloqueando las señales de dolor de los nervios al cerebro con tratamientos en la columna vertebral o bloqueos nerviosos

Obtenga más información sobre el dolor en el cáncer y cómo manejarlo (en inglés).

Úlceras en la boca y la garganta. La quimioterapia puede dañar las células que se encuentran dentro de la boca y la garganta. Esto causa úlceras dolorosas en estas áreas, una afección denominada mucositis.

Las úlceras en la boca habitualmente se producen entre 5 y 14 días después de un tratamiento. Las úlceras se pueden infectar. Comer una dieta saludable y mantener la boca y los dientes limpios puede disminuir el riesgo de tener úlceras en la boca. Las úlceras en la boca en general desaparecen por completo cuando finaliza el tratamiento. Obtenga más información sobre cómo tratar la mucositis y la salud bucal durante el tratamiento del cáncer.

Diarrea. Algunas quimioterapias provocan heces líquidas o poco sólidas. Prevenir la diarrea o tratarla con anticipación lo ayuda a no deshidratarse (perder demasiada cantidad de líquido corporal). También ayuda a prevenir otros problemas médicos. Obtenga más información sobre cómo controlar la diarrea.

Náuseas y vómitos. La quimioterapia puede causar náuseas (sentirse mal del estómago) y vómitos. Si tiene estos efectos secundarios, y qué cantidad, dependerá de la dosis y los fármacos específicos. Los medicamentos adecuados que se administran antes y después de cada dosis de quimioterapia generalmente pueden prevenir las náuseas y los vómitos. Obtenga más información sobre las náuseas y los vómitos. Lea las pautas de ASCO para prevenir estos efectos secundarios (en inglés).

Estreñimiento. La quimioterapia puede causar estreñimiento. Esto significa no realizar deposiciones lo suficientemente seguido o tener dificultades para hacerlo. Otros medicamentos, como los analgésicos, también pueden producir estreñimiento. Beber suficiente cantidad de líquido, ingerir comidas equilibradas y realizar suficiente actividad física puede disminuir los riesgos de estreñimiento. Obtenga más información sobre cómo controlar el estreñimiento.

Trastornos de la sangre. Su médula ósea es el tejido esponjoso que se encuentra dentro de los huesos. Produce células sanguíneas nuevas. La quimioterapia afecta este proceso, por lo cual es posible que sufra efectos secundarios por tener tan pocas células sanguíneas.

Fuente: http://www.cancer.net/es/

No se encontraron productos