Quimioterapa




La quimioterapia es uno de los tratamientos más seguidos a la hora de combatir el cáncer. Es un proceso en el que se combaten las células cancerosas con sustancias químicas. No siempre funciona, pero en determinados casos es la única salida. Es un proceso complicado y duro para el paciente.

Estos son algunos de los principales efectos secundarios de la quimioterapia:

Náuseas y vómitos: Unos de los efectos secundarios más comunes de la quimioterapia es la aparición de vómitos y náuseas. Estos pueden manifestarse una o dos horas después de la sesión, o aparecer de forma tardía, más de 24 horas después del último tratamiento.

Diarrea o estreñimiento: La quimioterapia afecta a las células que recubren el intestino y por tanto también limita su capacidad para absorber agua y nutrientes, lo que deriva en la aparición de diarrea. También puede darse el efecto contrario, esto es, que los fármacos favorezcan la absorción de líquidos, en este caso las heces se volverán más duras y secas pudiendo dar lugar a la aparición de cuadros de estreñimiento.

Alteraciones en la boca y el sentido del gusto: Otro de los efectos secundarios más comunes de la quimioterapia es que los pacientes pueden reportar falta de apetito, inflamación en la zona de la boca y alteraciones a la hora de percibir el sabor de los alimentos. Todo ello también redunda en otro efecto secundario típico del tratamiento por quimioterapia, la pérdida de peso.

Mucositits: Es una inflamación de la mucosa de la boca que suele ir acompañada de llagas o úlceras sangrantes y dolorosas. Suele aparecer alrededor de 7 días después de iniciar la aplicación del tratamiento.

Anemia: Es el descenso en el número de glóbulos rojos. Se puede manifestar de diferentes maneras, pero son comunes os síntomas de debilidad, cansancio, mareos, palidez en la piel y aumento en la frecuencia cardíaca.

Inmunodepresión: La quimioterapia puede causar un descenso en el número de leucocitos, lo que puede dar lugar a una inmunodepresión, esto es, que el paciente esté menos protegido frente a otras posibles enfermedades e infecciones.

Por otro lado, la quimioterapia también puede provocar alteraciones en los riñones o en la frecuencia cardíaca.

No se encontraron productos